miércoles, 4 de febrero de 2009

Noventa días de Fe


(...)
En todo momento hubo algunas cosas profundas inexplicable que me sostenía con fuerza en mi cama.- Sin lugar a dudas en 1er) término la gran FE que sostuve durante todo el tiempo que estuve internado.- En 2do) lugar la contención de mi familia con su amor, presencia sin dejarme un momento pues siempre algunos de ellos los tenía al lado mío.- En 3er) lugar el amor, el aliento y la esperanza que me transmitían mis amigos, las cuales fueron muchísimas y agradezco profundamente a todos sin excepción pues los sentía al lado mío, a aquellos que mandaban mensajes, hablaban por teléfono y fundamentalmente los amigos que me visitaron personalmente y me daban las fuerzas necesarias para estos casos y a esos otros que también me alentaban a pesar de no poder estar presente.- Personas que en algunos casos no las conocía y recibía su aliento a través de sus mensajes por celular y por otros medios.
-
Hubo momentos (que fueron varios) que daban ganas de aflojar, pero una fuerza interior tanto espiritual, emocional y mental siempre aparecían y las tenía conmigo.- Para aquellos que son creyentes, cualquiera sea su sentimiento religioso, les puedo asegurar que a uno lo sostiene: Yo soy Católico y sentía la presencia permanente en mí habitación de mi Señor Jesús Cristo, de la Virgen María y todos los Santos.
- Era tan fuerte mis ganas de vivir que no pensaba dentro de mi, en alguna otra situación que no fuera esa meta que tenía en mi mente, fue tan profunda que no me daba lugar a ningún tipo de dudas.-
(...)


[ undiamelopropuse.blogspot.com ]
____________________________________

Queridos lectores, este es un fragmento de la historia que relata un Hombre de mucha Fe, sobre su experiencia en la Fundación Favaloro, mientras esperaba la llegada de un Nuevo Corazón. Es una narración muy profunda, que llega a conmover y hasta estremecer el alma.
Les cuento que este hombre que, Gracias a Dios, hoy ya está nuevamente en su casa con su familia y llevando una tranquila recuperación, es Mi Tío, y por ello es, mas que nada, por lo que en verdad me gustaría que visiten su muy reciente blog y lean este hermoso texto "Noventa días de Fe".
Un saludo afectuosos, para todos.

Eli,

4 comentarios:

Leo Nicolas ! dijo...

mui bueno tu flog i tus escritos :)
un beso

Yoyo dijo...

Hola amiguita, me alegro que tu tio esté mejor yt deseando lo mejor por y para siempre y aunque no le conozca le deseo que a partir de ahora todo sea mucho mejor... bellas letras escribió...
Un beso a los dos de mi parte :)
Me pasaré por su blog.
Yoyo

Nelson Diaz dijo...

Mi linda y muy apreciada amiga, ¿te comento algo? Para mi se ha convertido en todo un grato disfrute visitar tu blog, me encanta tu estilo y tu manera de transmitir esa parte genial y encantadora de tu propia personalidad. En este caso mi apreciada Eli, no puedo sino elogiarte por tu hermoso gesto, en hermoso, pues no solo honras a una persona luchadora, sino que nos obsequias la oportunidad de conocer un ejemplo a seguir. Claro que visitare su blog cariño, de igual manera volveré por acá a continuar con estas entradas que no he comentado, pues merecen una dedicación a la altura de lo que reflejan.
Eli, un cariñoso abrazo, felicitaciones y muy buen fin de semana mi linda amiga.

Leni dijo...

Tu singularidad al elgir los textos para expresar una relidad son fascinantes.
Enhorabuena guapa.

Y sobretodo felicidades por tu tio y por todos los que le quereis.
Beso